Economy & Finance

72 pages
3 views

Alianzas y coaliciones en la Hispania prerromana/ Alliances and Coallitions in Ancient Iberia

of 72
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
La lectura de las fuentes clásicas parece ofrecernos el panorama de unos populi hispanos casi en perenne conflicto intestino, en una imagen alumbrada y proyectada a lo largo de la historia de la Península Ibérica por la historiografía tradicional y
Transcript
  HISTORIA Y CIENCIASDE LA ANTIGÜEDADAño Académico 2010-11 MÁSTERES de la UAM Facultad de Filosofía y Letras Alberto Pérez Rubio Alianzas y coalicionesen la Hispania prerromana UNIVERSIDAD AUTONOMA  Alianzas y coaliciones en la Hispania prerromana. Alberto Pérez Rubio Director: Eduardo Sánchez-Moreno Máster en Historia y Ciencias de la Antigüedad UAM/UCM 2010-2011   2 Índice 1.- Introducción ........................................................................................................................ 3   2.- Análisis de los testimonios................................................................................................... 4   2.1.- Testimonios directos: las fuentes clásicas ..................................................................... 4   2.1.1.- Desde la llegada de Amílcar Barca al 218 a. C. ..................................................... 4   2.1.2.- La Segunda Guerra Púnica ..................................................................................... 7   2.1.3.- La rebelión del 197-195 a. C. ............................................................................... 10   2.1.4.- Las Guerras Celtibéricas ..................................................................................... 13   2.1.5.- Las Guerras Lusitanas ......................................................................................... 18   2.1.6.- Las Guerras Civiles .............................................................................................. 21   2.1.7.- Las Guerras Cántabras ......................................................................................... 22   2.2.- Testimonios indirectos: epigrafía. ............................................................................... 23   2.3.- Herramientas complementarias ................................................................................... 24   3.- Los mecanismos de articulación de las alianzas y coaliciones. ......................................... 25   3.1.- Fides  y clientela ......................................................................................................... 25   3.2.- Hospitium ................................................................................................................... 28   3.3.- Matrimonio y rehenes ................................................................................................ 29   3.4.- Elementos religiosos .................................................................................................. 30   4.- Factores en el surgimiento de coaliciones y alianzas indígenas. Epimachiai y  symmachiai . ................................................................................................................................................. 31   5.- Los ejércitos coaligados: cifras y organización. ................................................................ 36   6.- Conclusiones ...................................................................................................................... 38   7.- Bibliografía ........................................................................................................................ 39   8.- Anexos. .............................................................................................................................. 57   8.1.- Tabla cronológica: alianzas y coaliciones en la Hispania prerromana, 237 a. C.-22 a. C. ......................................................................................................................................... 57   8.2.- Mapas .......................................................................................................................... 60   9.- Indice de mapas .................................................................................................................. 71     3 Alianzas y coaliciones en la Hispania prerromana. Alberto Pérez Rubio Máster en Historia y Ciencias de la Antigüedad – UAM/UCM “Es de creer que las emigraciones de los griegos a los pueblos bárbaros tuvieron por causa su división en pequeños estados y su orgullo local, que no les permitía unirse en un lazo común, todo lo cual les privaba de fuerza para repeler las agresiones venidas de fuera. Este mismo orgullo alcanzaba entre los iberos grados mucho más altos, a los que se unía su carácter versátil y complejo. Llevaban una vida de continuas alarmas y asaltos, arriesgándose en golpes de mano, pero no en grandes empresas, y ello por carecer de impulso para aumentar sus fuerzas uniéndose en una confederación potente […] Luego vinieron a combatir a los iberos los romanos, venciendo una a una a todas las tribus, y aunque tardaron en ello mucho tiempo, acabaron, al cabo de doscientos o más años, por poner al país enteramente bajo sus pies.” Estrabón, Geografía , III, 4.5 1.- Introducción La lectura de las fuentes clásicas, como el elocuente párrafo del geógrafo de Amasia con el que abrimos este trabajo, parece ofrecernos el panorama de unos  populi  hispanos casi en perenne conflicto intestino, en una imagen alumbrada y proyectada a lo largo de la historia de la Península Ibérica por la historiografía tradicional y el pensamiento filosófico noventayochista, abonando el tópico del “individualismo español” que tanta fortuna ha hecho 1 . La concepción misma de la guerra en la Protohistoria peninsular ha venido condicionada por esa visión, en lo que sería una guerra de bandas y guerrillas 2 , que solo en las últimas décadas ha sido cuestionada para valorarla en su justa medida dentro de los esquemas militares coetáneos en el Mediterráneo (Quesada, 2005, 2011). Superadas ajadas visiones esencialistas, se ha señalado cómo una mirada atenta a las fuentes nos presenta a los pueblos hispanos actuando a menudo de manera coordinada frente a la presencia púnica o romana (Sánchez Moreno, 2002a, p. 158). Lejos de nuestra intención exagerar una inexistente unidad entre los diferentes  populi hispanos frente a la presencia de las potencias mediterráneas 3  –como bien ha dicho Quesada (2001, p. 121), por ejemplo “para los edetanos los olcades podrían ser tan “exteriores” como los cartagineses o romanos, si no más”– ni caer tampoco en la fácil reducción binaria de la interacción entre unos y otras a resistencia o aceptación pacífica de las nuevas realidades, interacción que se ha demostrado mucho más plural y llena de matices (Sánchez Moreno, 2011). Nuestro objetivo será el análisis de las alianzas que establecen las comunidades indígenas entre sí, para las que tenemos noticia a partir de la entrada de la Península en la 1  Para Ganivet, el ideal jurídico del español se resumiría en que “todos los españoles llevasen en el bolsillo una carta foral con un solo artículo, redactado en estos términos breves, claros y contundentes: este español está autorizado para hacer lo que le dé la gana” (Cruz, 1998, p. 251); para Salvador de Madariaga “cuanto más separatista es el catalán o el vasco, más español demuestra ser”, como escribe en su España: Ensayo de Historia Contemporánea ; o ese homo hispanicus  de Sánchez Albornoz “orgulloso, irracional, místico, violento e individualista” (Herr, 2004, p. 56). 2  “Se ha dicho que el guerrillero es la resurrección del alma celtibérica” (Martínez Ruíz, 1995, p. 73) 3  Tal y como se postuló, con total intención ideológica, desde las instancias educativas franquistas (Álvarez-Sanchís & Ruiz Zapatero, 1998)   4pugna entre Cartago y Roma por el dominio del Mediterráneo occidental, y que llevaremos hasta la “pacificación” augustea de cántabros y astures. Abarcaremos pues un arco cronológico amplio y unas realidades culturales muy diferentes, factores a tener en cuenta antes de extrapolar conclusiones. El estudio del tema que nos ocupa no ha recibido, prácticamente, atención de manera monográfica, habiendo de espigarse las reflexiones sobre el mismo entre trabajos dedicados a otros aspectos de la Hispania antigua. Sin embargo, cabe mencionar determinados precedentes sobre los que, enanos a hombros de gigantes, nos hemos aupado, comenzando con los seminales trabajos de Francisco Rodríguez Adrados (1950) y José Maria Blázquez (1967), separados casi por dos décadas; el primero analizaba las rivalidades de las comunidades del noreste peninsular en el marco de la Segunda Guerra Púnica y la conquista romana, mientras que el artículo de Blázquez, publicado en la  Revue Internationale du Droit d´Antiquité  , ampliaba el ámbito espacial y cronológico de su estudio. Casi contemporáneo a este trabajo, Carmen Alonso Fernández publicó en 1969 un artículo dedicado a las relaciones de los arévacos con las comunidades vecinas. Julio Mangas, por su parte, avanzó en 1970 la primera aproximación al papel de la diplomacia en la expansión púnica y romana en Hispania. Ya en 1988, Blázquez retomó el estudio de las alianzas entre los pueblos ibéricos del noreste, alrededor de la actuación ilergete durante la Segunda Guerra Púnica, tema que también Pierre Moret analizó en 1997. Poco después, Fernando Quesada (2001) avanzó un completo cuadro interpretativo de la guerra en las comunidades ibéricas entre el desembarco de Amilcar y las campañas de Catón; dentro de la pluralidad de aspectos que trataba destacaba el enfoque sobre las alianzas y su articulación entre las comunidades ibéricas. También Francisco Gracia Alonso, en su obra  La guerra en la Protohistoria  (2003), reflexionó sobre el tema. Y, en los últimos años, no podemos sino destacar los trabajos de Enrique García Riaza sobre la interacción diplomática entre Roma y las comunidades indígenas; los de Toni Ñaco sobre el impacto de la guerra y la fiscalidad romana en las poblaciones peninsulares; y los de Eduardo Sánchez-Moreno, destacando su reciente visión sobre la pluralidad de respuestas de las comunidades indígenas ante la presencia romana (2011). Repaso desde luego sintético y sin ninguna pretensión de completitud, pero que esperamos sirva como modesto agradecimiento para estos autores cuya obra ha iluminado nuestra reflexión. 2.- Análisis de los testimonios Para abordar el estudio de las alianzas y coaliciones en la Hispania prerromana 4  contamos con testimonios directos respecto a las mismas, testimonios indirectos que pueden servirnos como indicios del fenómeno y herramientas complementarias que nos pueden permitir comprender mejor el mismo. Nuestro análisis se apoyará, sobre todo, en el primer grupo, donde entrarían las noticias recogidas en las fuentes clásicas, fundamentalmente Polibio, Diodoro, Livio y Apiano. 2.1.- Testimonios directos: las fuentes clásicas 2.1.1.- Desde la llegada de Amílcar Barca al 218 a. C. 4  Un término que quizás debiéramos matizar ya que el grueso de testimonios sobre el fenómeno corresponde ya a un horizonte de interacción entre Roma y las comunidades peninsulares.
Related Documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks