Memoirs

12 pages
36 views

Teología y conocimiento en la obra La idea de Universidad de John Henry Newman (II Coloquio Internacional J-H.Newman, Ciencia y Fe en la Universidad, Octubre 2017, Universidad Católica del Maule)

of 12
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
Teología y conocimiento en la obra " La idea de Universidad " de John Henry Newman (II Coloquio Internacional J-H.Newman, Ciencia y Fe en la Universidad, Octubre 2017, Universidad Católica del Maule)
Transcript
  1 Teología y conocimiento en la obra “La idea de Universidad” de John Henry Newman.   Prof. Lic. Ricardo Ramírez Basualdo Universidad Católica del Maule. Prof. Mg. Fabián Rodríguez Medina. Universidad Católica del Maule. I.- Introducción. En el presente trabajo se intentará comprender los conceptos de teología y conocimiento en la obra “La idea de Universidad” de John Henry Newman del año 1852, compuesta por discursos pronunciados con ocasión de la fundación de la universidad de Dublin. En una primera parte veremos cómo la universidad es un centro que reúne una diversidad de saberes especializados. Un lugar de "unidad en la diversidad'. Sin embargo, hay universidades que independiente del hecho de que no sean confesionales, perfectamente podrían integrar como seminario o asignatura optativa, complementaria o de formación general, a la teología, pues es también un tipo de conocimiento, y como tal, con su estatuto epistemológico, no debería ser excluida del resto de conocimientos impartidos en una institución universitaria. Pero Newman no se queda ahí, sino que va más allá, dado que la teología ha contribuido en distintas áreas del conocimiento. Para Newman todas las “ramas del conocimiento están conectadas, ya que el objeto de estudio de cada una está íntimamente unido por ser obras del Creador” (Newman, 2016). Por otra parte, Newman invita a considerar una apertura hacia el quehacer teológico como ciencia interpretativa, ya que ésta, al igual que las demás, realiza su aporte en la búsqueda de la Verdad. Junto con ello, en una segunda parte, veremos el concepto de conocimiento en el pensamiento de Newman, el cual lo entiende como un deseo propio y natural de la persona, cuya adquisición nos favorece, porque nos perfecciona, aunque externamente no se aprecie dicho perfeccionamiento. Dicho conocimiento es un fin en sí mismo, a partir de ellos, un conocimiento liberal, por encontrarse desligado de cualquier objeto externo, bastándose a sí mismo, cuyo caso es el de la filósofa, la cual “es independiente, no busca ninguna ganancia y no espera ser  2 complementado” (Newman, 2016). Para finalmente, entender la educación como la formación de la persona para recibir dicho conocimiento. “E l verdadero objeto de la formación intelectual universitaria no es el conocimiento en sí, ni la transmisión de este saber; su fin más intrínseco es el ejercicio del pensamiento y la razón sobre el conocimiento, lo que también se puede llamar fi losofía” (Newman, 2016), lo cual va a tener relación con la religión y el aporte de ésta a la formación universitaria. II.- Newman y la idea de universidad Las universidades como centros del saber humanístico y científico vienen aportando a la humanidad y a las respectivas localidades en que éstas se encuentran desde la edad media (Siglo XII), en ciudades como Salerno, Bolonia, París, Oxford o Salamanca. Entendido como un lugar de educación superior donde se imparten distintos saberes especializados. En la que una pluralidad de conocimientos son enseñados por expertos maestros que dedican su vida a investigar y a transmitir el fruto de sus indagaciones, concentrados en un solo lugar. De ahí la connotación de universalidad ( universitas)  como centro de estudio. Newman está de acuerdo con el hecho de que la universidad sea concebida como la entidad que contiene y transmite cultura a la sociedad mediante las humanidades y las ciencias, con la finalidad de que ésta progrese. Sin embargo, va a defender que, al interior de aquellos saberes, allí transmitidos, la teología también debe tener un lugar. Esto porque la universidad es “ un lugar donde se imparte conocimiento universal  ” 1 , por tanto su esencia es la universalidad, y es lo que la caracteriza y distingue de otras instituciones educacionales como son los institutos o centros de formación. Entonces se pregunta si acaso es lógico que la misma institución se llame a sí misma universidad si en ella un tipo de conocimiento como la teología es excluida 2 . Si realmente sucediera de ese modo, 1  Newman, J.H. (2016). La Idea de Una Universidad  . Chile, Santiago: Ediciones Universidad Católica de Chile. P.45. 2  Ibid. p.46.  3 querría decir que la religión no realiza ningún aporte a la sociedad en tanto conocimiento, o bien, que en esa universidad se está omitiendo una rama importante del saber universal. Si la universidad quiere cultivar el conocimiento universal  –  sostiene Newman  –  entonces no puede sacrificar el conocimiento mismo 3 , puesto que es éste su objetivo común. Las personas a cargo de la entidad de educación superior tienen que aprender que tener una postura determinada, sea política y/o ideológica, la cual defiendan en sus objetivos y misión, “no quiere decir que no puedan cooperar con otras personas que defiendan ideas distintas, sino que tendrán que velar para que el conocimiento como tal no se vea comprometido” 4 . Cuando una entidad dice estar cultivando el conocimiento universal, sin enseñar nada sobre el Ser Supremo es legítimo inferir que aquellos que defienden tal institución piensan que nada se sabe sobre Él y que tal conocimiento no es un aporte al acervo del saber general. Por consiguiente no puede ser llamada universidad 5 , porque precisamente lo que constituye a una institución como universitas   es la integración de todas las ramas del conocimiento en su malla y currículum educativo. La ciencia de la religión o de las religiones no debe ser relegada, teniendo en consideración que la universidad no se restringe solamente a las evidencias empíricas de las ciencias de la naturaleza. Si así fuera tanto la ética, como la historia y la metafísica estarían excluidas. III.- ¿Por qué la teología o la religión cristiana es un tipo de conocimiento, una rama del saber universal? Para el Cardenal la teología nos permite tener un conocimiento sobre Dios y cómo se ha revelado en la historia, lo cual es posible porque la misma palabra Dios es “una teología en sí misma; indivisible e inagotable en su vastedad y sencillez de su significado” 6 . Desde la afirmación de su existencia, Newman 3  Idem. 4  Ibid. p.47. 5  Idem. 6  Ibid. p.48.  4 defiende que la existencia de Dios en tanto verdad de orden natural y sobrenatural es una Verdad Divina distintas a las verdades humanas alcanzadas por los distintos saberes. Por otra parte, dice Newman que “la fe es un acto intelectual, cuyo objeto es la verdad y su resultado el conocimiento” 7 . Aquí se tiene un común denominador con lo que persiguen el resto de las ciencias y saberes, esto es, la verdad, puesto que todas finalmente quieren encontrar aquella verdad última. Newman concibe a la verdad como el objeto del conocimiento, por lo que preguntarse por ello equivale a responder por los hechos y a las relaciones establecidas entre ellos 8 . Las distintas ciencias a medida que van prosperando de igual manera van aumentando el conocimiento, generando cada vez más la fragmentación del saber. La teología también está presente en la Palabra de Dios 9 , es decir, en la Sagrada Escritura donde se distinguen distintas teologías que refieren a una fe monoteísta en un Dios personal, que se involucra y relaciona con su creación, a quien por lo demás mantiene en su ser. Pero, aunque se muestre inmanente en ella, al mismo tiempo la trasciende, ya que Dios es independiente de lo que acontece, sin que por ello no exista un propósito de lo que sucede. Por tanto, Dios se hace objeto de estudio, es decir, se torna en conocimiento, siendo entonces objeto de ciencia 10 . A pesar de ello, hay quienes creen que la teología no debe ser enseñada bajo el supuesto de que no proporcionaría ningún conocimiento que las ciencias no pudieran abarcar 11 . Al parecer las ciencias se olvidan que ellas no alcanzan a abarcar la totalidad de lo real, pues solamente corresponden a “perspectivas parciales o abstracciones” cuyo acceso de la realidad es y será siempre limitado, por lo que “van revelando poco a poco aspectos y porciones del universo” 12 . Lo que hacen las ciencias es ir organizando y clasificando hechos separados, subordinándolos 7  Ibid. p.49. 8  Ibid. p.57. 9  Ibid. p.51. 10  Ibid. p.52. 11  Ibid. p.53. 12  Ídem.  5 bajo una ley común, remontando los efectos a sus respectivas causas, permitiendo ampliar el conocimiento en otras ciencias 13 . En el fondo lo que hace las distintas ciencias es ofrecer una representación subjetiva de la verdad objetiva 14 , representación condicionada por los límites de la mente humana y su cognoscibilidad. Sin embargo, aunque cada ciencia aporte una cuota específica de la verdad, la teología se vale de ellas, no desdice de ellas afirma Newman, porque las integra y sostiene 15 . Lo anterior da cuenta que la teología si se relaciona con el resto de ramas de saber, pero son éstas las que no la consideran útil. Si la teología como ciencia de Dios y de las verdades sobre Él, ordenadas sistemáticamente 16 , ha logrado constituirse en un corpus determinado y específico, al igual que la astronomía, la geología y otras ciencias, tiene el derecho de contribuir como tal a la sociedad. Pero la justificación que entrega Newman no acaba en dicha descripción porque su tratamiento no se basa en cualquier entidad física, sino en el Creador, Sustento, Gobernador y Señor Soberano; en el Ser Supremo. Las doctrinas propias de la teología serian para el Cardenal del mismo orden de las ciencias humanas y de la naturaleza, es decir, tiene por ello un estatuto epistemológico propio, por lo que no es comprensible que se niegue su ascendiente sobre el intelecto como que sea cuestionada su veracidad 17 . La teología es una ciencia que debería ser incluida en todo tipo de uni versidad, “no puede ser ignorada en el plan universal de instrucción” 18 , a no ser que lo que se quiera negar deliberadamente la verdad, pues quienes lo hacen excluyendo a la ciencia teológica, son conscientes que no poseen esa verdad objetiva, cuando podrían acercarse a ella incluyendo a la teología. La razón de que las otras ciencias no puedan proporcionar un panorama global de la Verdad absoluta, se debe a que no pueden prescindir de la teología, 13  Ibid. p.59. 14  Ibid. p. 60. 15  Ibid. p. 62. 16  Ibid. p.64. 17  Ibid. p. 67. 18  Idem.
Related Documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x