Articles & News Stories

29 pages
132 views

MENTE Y CEREBRO EN LA NEUROCIENCIA CONTEMPORÁNEA. UNA APROXIMACIÓN A SU ESTUDIO INTERDISCIPLINAR* [MIND AND BRAIN IN THE CONTEMPORARY NEUROSCIENCE. AN APPROACH TO ITS INTERDISCIPLINARY RESEARCH

of 29
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
MENTE Y CEREBRO EN LA NEUROCIENCIA CONTEMPORÁNEA. UNA APROXIMACIÓN A SU ESTUDIO INTERDISCIPLINAR* [MIND AND BRAIN IN THE CONTEMPORARY NEUROSCIENCE. AN APPROACH TO ITS INTERDISCIPLINARY RESEARCH
Transcript
  MENTE Y CEREBRO EN LA NEUROCIENCIACONTEMPORÁNEA. UNA APROXIMACIÓN A SU ESTUDIO INTERDISCIPLINAR* [MIND AND BRAIN IN THE CONTEMPORARY NEUROSCIENCE. AN APPROACH TO ITS INTERDISCIPLINARY RESEARCH] JOSÉ M. GIMÉNEZ-AMAYA Y JOSÉ I. MURILLO Resumen: El imponente desarrollo dela Neurociencia en los últimos dece-nios ha puesto en evidencia su necesi-dad de recurrir a la interdisciplinarie-dad para abordar los desafíos que se lepresentan. Entre ellos se encuentranaquellos que se refieren a cuestionesdecisivas para la comprensión delhombre. En este artículo se defiendeque, para abordarlas con eficacia, espreciso ampliar la cooperación entrelas ciencias más allá del ámbito de lasdisciplinas experimentales. Comoilustración de esta tesis, tras una intro-ducción sobre la importancia de la Neurociencia en nuestros días, seafronta uno de los aspectos más rele-vantes para la comprensión del papelque juega el cerebro en la vida y la conducta del hombre: el problema dela conciencia. La exposición se estruc-tura señalando el marco en que seplantea este problema, para después  Abstract: Developments in neuroscien-ce over the last few decades have madeit increasingly evident that an interdis-ciplinary approach is essential if we areto take on the main challenges facing us. Among these are some that affectessential aspects of the understanding of the human being. In this article theview is defended that, in order to ap-proach these issues effectively, what isneeded is to broaden the cooperationbetween the sciences beyond the ambitof the experimental disciplines. Toillustrate this thesis, after an introduc-tion about the importance of Neuros-cience in our days, the article discussessome of the more relevant aspects forthe understanding of the role that isplayed by the brain in human life andconduct: the problem of conscious-ness. The explanation is structured asfollows: first, the framework withinwhich this problem is situated is set 607SCRIPTA THEOLOGICA 39 (2007/2) 607-635 ISSN 0036-9764 *Este trabajo está dedicado al Profesor Mariano Artigas, que, como amante incon-dicional de la verdad, supo buscar y promover el trabajo interdisciplinar.  1.I NTRODUCCIÓN La Neurociencia ha experimentado un enorme desarrollo en las cuatro úl-timas décadas, que la ha convertido en una de las disciplinas biomédicas de ma-yor relevancia en la actualidad. Ha contribuido a ello, junto con otros factores,el creciente impacto de las enfermedades del sistema nervioso en las sociedadesoccidentales. El incremento de pacientes que sufren accidentes cerebrovascula-res, procesos neurodegenerativos —como la enfermedad de Alzheimer o la en-fermedad de Parkinson—, o trastornos psiquiátricos —como la depresión o la esquizofrenia—, han llevado a las autoridades sanitarias a multiplicar los mediosmateriales dedicados a la investigación del cerebro y de sus alteraciones.Desde su srcen, la Neurociencia se ha caracterizado por un marcado en-foque sintético e integrador de todas aquellas ciencias dedicadas al estudio delsistema nervioso normal y patológico. Esta interdisciplinariedad, con la que seintentó aunar el trabajo de científicos básicos y clínicos, se puso especialmentede manifiesto en la década de los años sesenta y principios de los setenta coniniciativas como la fundación de la International Brain Research Organization  (IBRO), la implantación del programa docente de esta disciplina Neuroscience Research Program  en el Massachusetts Institute of Technology  en Cambridge(Massachusetts, Estados Unidos) o la creación de la Society for Neuroscience, también en los Estados Unidos 1 . La inspiración común de estos proyectos era  explicar sumariamente cómo lo hantratado la Neurociencia y la Filosofía.Finalmente, se presentan algunas su-gerencias para desarrollar de forma fructífera un estudio interdisciplinarque permita a cada una de las cienciasimplicadas realizar adecuadamente supropia aportación. Palabras clave: Neurociencia, Mente,Cerebro, Conciencia, Interdisciplina-riedad.out, and then a summary is providedof the way in which the problem hasbeen tackled in Neuroscience andPhilosophy. Finally, some suggestionsare made as to how to develop fruitfulinterdisciplinary study that permitseach one of the disciplines involved tomake appropriate contributions. Keywords: Neuroscience, Mind, Brain,Consciousness, Interdisciplinarity.  JOSÉ M. GIMÉNEZ-AMAYA Y JOSÉ I. MURILLO 608ScrTh39 (2007/2)1.Cfr. A. R  OSELL , S. DELAS H ERAS y J.M. G IMÉNEZ -A  MAYA  , «Neurociencia: ejemplodel abordaje multidisciplinar como estrategia eficaz en la investigación científica», en Re- vista de Neurología  27 (1998), 1071-1073; J. I LLES yS.J. B IRD , «Neuroethics: a moderncontext for ethics in neuroscience», en Trends of Neurosciences  29 (2006), 511-517.  la convicción de que la cooperación de los diversos puntos de vista científicospodía empujar el progreso en el conocimiento biológico y médico de una es-tructura tan compleja como el sistema nervioso. El impresionante crecimientoexperimentado por la investigación neurobiológica en estos últimos cuarenta años ha demostrado que, como estrategia global para resolver un problema científico de grandes dimensiones, este planteamiento es muy útil y, probable-mente, el mejor posible 2 .Desde el punto de vista histórico 3 , 1664 marca para muchos el srcen dela Neurociencia moderna. En ese año, Thomas Willis (1621-1675) publica suconocido tratado sobre la anatomía cerebral, Cerebri Anatome  , el primer granintento de conocer a fondo el sistema nervioso y, muy especialmente, su por-ción encefálica  4 . Este médico inglés estaba muy influenciado por los escritos delfilósofo René Descartes y se interesaba en particular por las implicaciones de la filosofía cartesiana en la comprensión de los trastornos mentales.Según la doctrina cartesiana, el espíritu, como realidad simple, no podía ser la sede de la enfermedad mental, sino que esta debía encontrarse en algúnlugar del cuerpo al que se encuentra unida. Con estas premisas, y muy des-lumbrado también por los recientes descubrimientos de William Harvey (1578-1657) sobre la circulación sanguínea, Willis se adentra, con audaces in-vestigaciones anatómicas y fisiológicas, en una prodigiosa búsqueda causal en elcerebro del hombre y de distintos tipos de animales, que le ha hecho merece-dor del título de fundador de la neuroanatomía, de la neurofisiología y de la neurología experimental. En nuestro tiempo es especialmente recordado poruna de sus aportaciones: es el primer científico que intentó asignar determina-das funciones mentales a áreas concretas del cerebro. Miembro de la Oxford Philosophical Society  , su permanente contacto y discusión con otros profesoresde disciplinas humanísticas le permitió conocer de primera mano el pensa-miento filosófico de su tiempo, poniéndole en las mejores condiciones a la ho-ra de dar una mayor coherencia a sus propias investigaciones neurobiológicas 5 .Otra fecha de gran importancia en la historia de la Neurociencia es la del13 de septiembre de 1848. Ese día Phineas Gage (1823-1860), un capataz quetrabajaba en la construcción de los ferrocarriles en el norte de Nueva Inglaterra  MENTE Y CEREBRO EN LA NEUROCIENCIA CONTEMPORÁNEA.UNA APROXIMACIÓN A SU ESTUDIO INTERDISCIPLINAR  609ScrTh39 (2007/2)2.Cfr. A. R  OSELLETAL ., cit.3.En la Tabla I se recogen algunos de los principales hitos en la historia de la Neu-rociencia relevantes para el contenido de este artículo.4.Cfr. Z. M OLNAR  , «Thomas Willis (1621-1675), the founder of clinical neuros-cience», en Nature Reviews Neuroscience  5 (2004), 329-335.5.Cfr. R. P OTTER  , The Greatest Benefit to Mankind. A Medical History of Humanity  from Antiquity to the Present  , Fontana Press, London 1997.  en Estados Unidos, sufrió un accidente al atravesarle una barra de hierro partede la cara y las porciones anteriores de la cavidad craneal. Gage no murió en elacto. Perdió una gran cantidad de corteza cerebral prefrontal, pero sobrevivió alaccidente y pudo incluso recuperar la salud física. Pero, después del traumatis-mo, aunque no sufría ningún trastorno sensorial ni motor y tampoco se le de-tectaron alteraciones en el lenguaje o en la memoria, su personalidad experi-mentó un cambio notable. John Harlow (1819-1907), el médico que le atendióen el Massachusetts General Hospital  de Boston, recogió en un artículo, que esya parte de la historia de la Neurociencia y de la Medicina, sus observacionessobre este paciente, en las que describe de forma penetrante y concisa, hace másde 130 años, los principales síntomas asociados a la destrucción de la corteza prefrontal humana  6 : «Su salud física es buena, y me inclino a decir que se ha recuperado (...).El balance o el saldo, por decirlo así, entre sus facultades intelectuales y sus pre-disposiciones animales parece haberse destruido. Es impulsivo, irreverente (...),manifiesta una escasa deferencia hacia sus compañeros, es intolerante con sus li-mitaciones o con los consejos que se le ofrecen cuando no coinciden con sus de-seos; es a veces muy obstinado, mas, con todo, caprichoso y vacilante, idea mu-chos planes de actuación para el futuro, que abandona nada más organizarlos(...). A este respecto, su mente ha cambiado por completo, tanto que sus amigosy conocidos dicen: “ya no es Gage”» 7 . El siglo XX se inició con la concesión del premio Nobel en Medicina a Santiago Ramón y Cajal (1853-1934) y a Camilo Golgi (1843-1926) en el año1906. La técnica de Golgi fue un poderoso método, que Cajal utilizó con fi-nura para abordar un detallado análisis neuromorfológico del sistema nervioso.Este conocimiento microscópico de las estructuras nerviosas también aportaba correlatos funcionales de gran valor. En muchos ambientes neurocientíficos,sobre todo anglosajones, Cajal es considerado el iniciador de la etapa más mo-derna de la Neurociencia.También conviene mencionar aquí que los trabajos de Sir Charles She-rrington (1857-1952) y otros en las primeras décadas del siglo pasado, que ana-lizaron con detalle la comunicación entre las células nerviosas y favorecieronmucho el desarrollo exponencial de la fisiología del sistema nervioso y un ma-yor entendimiento de los fenómenos celulares que rigen el traspaso efectivo dela información nerviosa.  JOSÉ M. GIMÉNEZ-AMAYA Y JOSÉ I. MURILLO 610ScrTh39 (2007/2)6.Cfr. J.M. H  ARLOW  , «Recovery from the passage of an iron bar through the head»,en Publications of the Massachusetts Medical Society  2 (1868), 327-347; D.E. H  AINES , Principios de Neurociencia  , Elsevier, Madrid 2003.7.Cfr. D.E. H  AINES , Principios de Neurociencia  , Elsevier, Madrid 2003, 519.  El descubrimiento, a mitad del siglo XX, de la psicofarmacología repre-senta otra piedra miliar en el estudio del cerebro, especialmente de los trastor-nos mentales. Se puede decir que, junto con el advenimiento de las poderosastécnicas de neuroimagen, es responsable en gran medida del relieve científico y social de que goza en nuestros días la Neurociencia.Hasta 1950 no existía una terapia efectiva para tratar la esquizofrenia. Elprimer fármaco que resultó útil para este propósito fue la clorpromacina, cuyohallazgo es otra pieza fascinante de la historia de la Neurociencia. El neuroci-rujano francés Henri Laborit (1914-1995) pensó que la ansiedad que sufríansus pacientes antes de la cirugía se debía a la liberación masiva de la sustancia histamina, lo que también tenía el efecto adverso de interferir con la anestesia y provocar en ocasiones una muerte súbita. Para bloquear la liberación de esta amina biógena probó varios antihistamínicos intentando encontrar uno quecalmase a los enfermos. Descubrió, tras varios intentos, que la clorpromacina era el mejor. Y con ello empezó a pensar que esa acción sedante de este com-puesto podría ser útil también en algunos trastornos psiquiátricos. En 1952, es-ta idea de Laborit fue investigada por Jean Delay (1907-1987) y Pierre Deni-ker (1917-1998), que encontraron que la clorpromacina en dosis altas puedeser muy eficaz para calmar a personas con sintomatología esquizofrénica o ma-niaca depresiva que se muestran agitados y agresivos. En 1964, tras años de es-tudio, quedó claro que la clorpromacina y otros compuestos de la familia de lasfenotiazinas tenían efectos específicos sobre la sintomatología psicótica en la es-quizofrenia. Estos fármacos mitigaban o abolían los delirios, las alucinacionesy algunos tipos de pensamientos complejos y desorganizados; y, además, si semantenía esta medicación durante la remisión de la sintomatología psicótica, la recaída de los enfermos se reducía muy significativamente. La terapia antipsi-cótica había entrado en la historia de la Psiquiatría, revolucionando de forma radical esta especialidad médica.Cuando en el año 2003, Paul Lauterbur (1929-2007) 8 de la Universidadde Illinois en Estados Unidos y Peter Mansfield (1933) de la Universidad deNottingham en Inglaterra recibieron el premio Nobel de Medicina por sus des-cubrimientos sobre la Resonancia Magnética —resonancia de los átomos de hi-drógeno cuando son bombardeados con ondas electromagnéticas desde unimán— y su aplicación en la obtención de imágenes médicas, era ya casi un lu-gar común referirse al impresionante avance que han experimentado los méto-dos de diagnóstico médico en los últimos años gracias a estas nuevas tecnolo-gías. En el caso de las imágenes obtenidas del cerebro, la introducción de la  MENTE Y CEREBRO EN LA NEUROCIENCIA CONTEMPORÁNEA.UNA APROXIMACIÓN A SU ESTUDIO INTERDISCIPLINAR  611ScrTh39 (2007/2)8.Cfr. el obituario publicado por The Economist  el 4 de abril de 2007.
Related Documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x