Screenplays & Play

2 pages
257 views

La ingeniería del estado de sitio Entrevista a Darío Euraque, BRECHA, 8 de diciembre de 2017 pp. 11-12

of 2
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
Entrevista en Brecha
Transcript
  Brecha MUNDO 8 de diciembre de 2017 11 y carreteras. Las manifestaciones fueron violentamente reprimidas  por la policía nacional, y a las 11 de la noche del viernes 1 de diciem-  bre se puso en marcha el estado de excepción decretado por el presi- dente Hernández, con un toque de queda que restringió las garantías a la libre circulación entre las 18 horas y las 6 de la mañana, por un  plazo de diez días.  No obstante, y cuando ya se ha- bían registrado al menos seis muer-tes y la policía había reportado más de 300 detenidos, el domingo 3 se  produjeron grandes manifestaciones contra el fraude electoral en Tegu- cigalpa y otras ciudades, como San Pedro Sula y Tocoa. Un día después, elementos de las fuerzas especiales Cobra, Ti- gres y Antimotines de la policía de Honduras comenzaron una huelga de brazos caídos y advirtieron al gobierno que no iban a reprimir a la población. “No somos máquinas ni robots y no vamos a exponernos a que nos maten en las calles y tam-  poco a reprimir al pueblo” , dijo un mando de los insubordinados. A la sublevación se unieron efec- tivos policiales de San Pedro Sula, quienes se negaron a reprimir a los manifestantes y poner orden durante el toque de queda, y también agen-tes de ocho poblados como Colón, Saba, Santa Bárbara y Choluteca. ZONAS FRANCAS. Acerca de los por- qués de lo que Atilio Borón deno-minó como un “golpe blando pre- ventivo” , se destacan tres elementos. Primero, Honduras sigue siendo una pieza clave en la geopolítica regional de Washington. Segundo, heredero de los golpistas de 2009, el régimen de Hernández busca evi- tar que miembros de su entorno de  poder político sean deportados a Estados Unidos, donde enfrentan acusaciones en un tribunal de Nue- va York vinculadas con el tráco de drogas y el crimen organizado. Y en tercer lugar, las presiones del con- sultor político estadounidense Mark Klugmann, representante del gran capital, asesor del presidente Her-nández y con autoridad legal para concesionar y autorizar zonas fran- cas con extraterritorialidad fscal, autonomía aduanera y jurisdiccio- nal, las llamadas “zonas de empleo y desarrollo económico” ( Z EDE ). Según Carlos Dada, del portal digital salvadoreño El Faro, Nasra-lla prometió en su campaña abrogar las Z EDE  (donde los empresarios que invierten en un proyecto crean su propia policía y donde no rige la ley hondureña). El proyecto de estas zonas en Honduras está ba- sado en la idea de las “ciudades modelo”, del gurú de la macroeco- nomía Paul Romer, y su principal y gran negocio es el megapuerto en el golfo de Fonseca. La propuesta de la coalición opositora de eliminar las Z EDE  se- ría una de las razones principa- les que animan el golpe electoral. Como antecedente cabe recordar que cuando la Suprema Corte de Justicia hondureña declaró incons- titucional la ley de regiones espe- ciales de desarrollo, en 2012, el Legislativo ordenó la destitución de cuatro de los seis magistrados de la sala de lo constitucional que habían echado por tierra el modelo de las ciudades modelo, y el ejér- cito rodeó el Congreso Nacional (que entonces era el feudo del ac-tual mandatario Hernández) para  proteger a los congresistas de las  protestas que estallaron.  CRIMEN ORGANIZADO. En relación con la red de intereses criminales articulada alrededor del actual pre- sidente y candidato reeleccionista Juan Orlando Hernández, distintos analistas y medios, como la B BC ,   han dado cuenta de que Honduras se convirtió en el principal centro de operaciones de los cárteles del tráco de drogas en Centroamérica. La costa norte hondureña pasó a ser controlada por el crimen orga-nizado, que se apropió además del aparato político, de los sistemas de seguridad y del Poder Judicial. Como parte de esa trama “nar-copolítica” –en la que políticos se han convertido en “lavadores” de las mafas de la droga− existen varios prontuariados en la Corte Sur de Nueva York, donde han sido condenados uno de los hijos del ex  presidente golpista Porfrio Lobo y otros funcionarios más aliados al Partido Nacional. En 2012 Honduras alcanzó una cifra de más de 90 homicidios por cada 100 mil habitantes, y en las  principales urbes superó el pro- medio de asesinatos dolosos que se registran en países con guerras declaradas. Según reportes de analistas in- ternacionales, las mafas organi - zadas necesitan que Juan Orlando Hernández continúe en la presiden-cia para garantizarles su impunidad y la continuidad de los negocios de la economía criminal. Sobre el valor geopolítico y estratégico de Honduras para el Pentágono y la administración de Donald Trump, cabe recordar que el país centroamericano cuenta con la base aérea de Soto Cano, en Pal- merola, que alberga a la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo, compuesta  por unos 500 militares estadouni-denses. Fue la verdadera razón del golpe de Estado contra Manuel Ze- laya en 2009, cuando éste propu- so desplazarla hacia otra zona del territorio nacional. El aeropuerto militar es una escala obligada de la llamada “red de bases en ruta”  para el desplazamiento de aviones de guerra desde el territorio de Esta- dos Unidos hacia América del Sur.Luego de que durante días cir- cularan duras críticas hacia el se- cretario general de la Organización de Estados Americanos (O EA ) por su silencio sobre la situación elec- toral y la violencia en Honduras, el miércoles pasado, 11 días des- pués de los comicios, Luis Alma- gro emitió un comunicado reco-nociendo “la falta de garantías  y transparencia, así como el cú-mulo de irregularidades, errores  y problemas sistémicos que han rodeado este proceso electoral”. En el texto solicitó el “inmediato levantamiento”  de la “suspensión de los derechos constitucionales (…)  frente a las manifestaciones que tuvieron lugar tras las ya de- nunciadas irregularidades del acto electoral” , por considerarla “des-  proporcionada” ,   y recomendó una serie de medidas para cotejar y ve- ricar los resultados electorales. n C ON   EL   HISTORIADOR   HONDUREÑO  D  ARÍO  E URAQUE La ingeniería del estado de sitio Darío Euraque es uno de los historiadores hondureños más reconocidos internacionalmente por su trayectoria y producción académica. Entre otros méritos, ha matizado exitosamente la noción de “república bananera”, idea peyorativa con la que históricamente se asocia a los países centroamericanos y que precisamente se inició y ambientó en Honduras a partir de la novela de Williams S Porter (1862-1910). Además de sus obras históricas, Euraque es autor de un libro testimonial sobre el golpe de Estado de 2009, episodio que vivió en carne propia mientras colaboraba con el gobierno del presidente Manuel Zelaya Rosales. Desde entonces, despojado de su cargo al frente de la gestión del patrimonio cultural del país, regresó al Trinity College, en Estados Unidos, donde estudió y es profesor titular desde hace más de dos décadas. Brecha   conversó con él acerca de la débil institucionalidad en Honduras y la influencia de Estados Unidos en su país, pero también sobre los desafíos novedosos que enfrenta una nueva generación de jóvenes que ha comenzado a participar y defender con fuerza sus derechos. R OBERTO  G ARCÍA  —¿Q UÉ     HAY     DE   novedoso, y también de continuidad, en lo que acontece actualmente en  Honduras?  —  Hay ciertos fenómenos que sí son novedosos, otros que no, y que si no se comprenden ambos, uno puede menospreciar, redu- ciendo lo que está sucediendo a la caricaturización de lo que es un país pobre, o “república ba- nanera”. Lo más novedoso es lo siguiente: por primera vez en la historia del sistema político hon- dureño, desde la independencia hasta ahora, un gobierno que se quiere reelegir –algo nada nue- vo para el país– se enfrenta en una elección general a una coa-lición de partidos integrados en una alianza electoral. Aunque  parezca normal en otros sitios, es totalmente nuevo para Hon- duras, nunca se había hecho eso. La Alianza de Oposición Contra la Dictadura –así se llama– la conforman tres partidos, todos nuevos, generados a raíz de la resistencia contra el golpe de Es-tado de 2009. Esto también apor- ta otra novedad, porque no sólo es que están en “alianza” sino que los partidos más antiguos, el Partido Libertad y Refundación (Libre), del ex presidente derro-cado Manuel Zelaya Rosales, y el Partido Innovación y Unidad ( P INU ), socialdemócrata, fundado a comienzos de los setenta, le ce-den la candidatura presidencial a Salvador Nasralla, un personaje que en 2011 había fundado el Par- tido Anticorrupción ( P AC ). Hasta su título es interesantísimo en un contexto como el de Honduras.  Nasralla es un hombre que no tiene vínculos políticos con los  partidos antes de 2011 y que es de ascendencia árabe-libanesa. Esto es relevante, dado que en Honduras, aun después del gol-  pe de Estado –no es menor seña- larlo–, existió, incluso desde la izquierda, una etnofobia contra la presencia de la “hondureñi- dad palestina”, en parte porque el gran capital hondureño ha estado en manos de muchas familias de ascendencia árabe-palestina, y en  parte porque muchos de ellos, no sólo de familias importantes sino los dueños del gran capital –so-  bre todo nanciero, comercial– y de los principales periódicos de Honduras, radioemisoras y ca- nales de televisión, apoyaron el golpe de Estado de 2009. En ese marco tener a Nasralla como el candidato de esta coyuntura, con ese perl, es totalmente nuevo en la historia política del país. A ello debe agregarse que, aun si pre- sumimos que no existió fraude  –aunque yo creo que existió–, el hecho de que una alianza de estas características, con este candida- to, pierda –aunque eso está por verse todavía– con una diferencia de uno o dos puntos es inédito, no sólo en la historia de Hondu- ras, sino de toda Centroamérica.  —Más aun si tenemos en cuenta la débil institucionali- dad histórica de los países cen- troamericanos, y más incluso en el caso de Honduras.  —Hay un hecho que no se conoce fuera pero es importan- te: Honduras ha tenido 15 cons-tituciones desde la independen- cia, con todo, ésta bajo la cual se organizaron las elecciones y que fue violentada con el golpe de Estado de 2009 es una de las que han durado más tiempo. Se remite al año 1981, cuando Hon- duras y otros países de Centro- américa intentaron transitar a la democracia como forma de dejar atrás las guerras civiles. Hasta entonces Honduras, al igual que los países de la región, salvo Costa Rica, había estado bajo regímenes militares que gober- naban dictatorialmente, más allá de que existía otro texto consti- tucional de 1965 pero al que na- die le prestaba atención. Por lo armado, debe tenerse presente que el país ha tenido en prome-dio una Constitución cada diez o quince años, lo cual tiene una indudable repercusión en todo el sistema político. Ahora bien, soslayando los  períodos dictatoriales, en los po- cos momentos en que ha habido gobiernos civiles, esos mismos gobernantes, para mantenerse en el poder y continuar y neutralizar resistencias, han recurrido al fe-nómeno que está viviendo Hon- duras actualmente, y que es un estado de sitio. A este respecto es importante mencionar el tra-  bajo de un colega estadouniden-se, Kevin Coleman, quien fue el  primero en generar un registro sistemático del número de ve- ces y la cantidad de tiempo en que, desde fnes del siglo XIX hasta los sesenta del siglo XX, Honduras vivió en estados de excepción durante los cuales la  población perdía sus libertades de asociación, reunión o expre- sión. Obviamente que cuando hay una dictadura se pierde eso,  pero lo que no se sabe es que los mismos gobiernos civiles y democráticos han recurrido a este recurso: el hecho de que el  presidente Juan Orlando Her-nández recurra en Consejo de Ministros al estado de sitio ha sido como sacarse una pluma del  bolsillo. Es parte de la ingeniería  Brecha  MUNDO 12 8 de diciembre de 2017 F ABIÁN  K OVACIC Desde Buenos Aires C ON   UN  47  por ciento de imagen  positiva después de las eleccio- nes legislativas, Mauricio Macri tiene el respaldo político conso- lidado como para seguir con el  plan de reformas estructurales al cerrarse su segundo año de man- dato. La oposición sigue sin ar- ticularse en torno a un proyecto o una gura que capitalicen las  protestas dispersas entre sectores sociales y trabajadores organi- zados que resisten las políticas de ajuste y represión. Mauricio Macri asumió el  poder el 10 de diciembre de 2015 y en sus primeros dos meses de gestión sentó las bases de la polí-tica del resto de su mandato con algunos decretos emblemáticos: eliminación de impuestos a la renta para las grandes corpo- raciones nacionales y extranje- ras nancieras y de producción agropecuaria y minera; elimina-ción de toda restricción a la ope- ratoria con dólares, incluyendo la salida del país de ganancias de las multinacionales, lo que  permitió una nueva oleada de fuga de capitales que los exper  - tos ya sitúan por encima de los 15.000 millones de dólares. El fenómeno va de la mano con el endeudamiento, a través de la emisión de bonos y el ingreso de dinero de organismos multi- laterales de crédito, que alcan - za ya los 296.000 millones de dólares –a un ritmo de 100 mi-llones diarios–, según indica el Ministerio de Finanzas en su sitio web. “Este nivel de deuda es inédito para el país y tiene la matriz similar a la del ex minis- tro de Economía José Martínez de Hoz durante la dictadura de 1976” , asegura el investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (F LACSO ) Eduardo Basualdo, en su libro Endeudar y fugar . 1 Con el sector financiero tranquilo gracias a estas medi -das, el gobierno inició el ajus- te. Comenzaron los despidos de trabajadores estatales y el aumento de impuestos a servi- cios como energía eléctrica, gas, combustibles, agua potable. Los empleados estatales despedidos y la pérdida de empleos por el H IJA   DE  E DGARDO  Garnier y de Violeta Ortolani, dos militantes  peronistas del movimiento Montonero, la joven Adriana Garnier Ortolani de 40 años, se convirtió en la nieta recuperada por las Abuelas de Plaza de Mayo número 126. “Estoy feliz, feliz es la palabra, estoy plena (…)  se me com-  pletó la vida” , comentó Adriana frente a un mar de periodistas, un día después de haberse enterado de su verdadera identidad. “Esta vez no pudieron. Y el amor le ganó al odio. El amor es más fuerte que el odio, siempre” , dijo con una gran sonrisa. Su historia no es sencilla, pero no muy diferente de otros casos de nietos recuperados. Una familia pagó a un comisario ligado a la represión para tenerla. La criaron sin saber que era hija de desaparecidos. Adriana siempre sospechó algo, porque no hay fotos de su madre de crianza embarazada, la familia era de la capital pero su nacimiento fue inscripto en Wilde y siempre que  preguntaba por su parto recibía respuestas evasivas. Sus padres de crianza le dieron todo lo que pudieron y pudo convertirse en abogada. Cotejó las fechas de su nacimiento y se dio cuenta de que coincidían con los días más oscuros de la represión de 1977.  No dudó y se presentó en la sede de Abuelas para hacerse los  primeros estudios de A DN  que inicialmente dieron negativo. Un segundo intento corroboró que se trataba de la hija del “Chue - co” y “La Viole”. En el proceso de recuperación de identidad iniciado por Abue-las los hermanos Anatole y Victoria Julien Grisonas fueron los dos  primeros nietos recuperados en 1979. El camino es largo y las pro - yecciones documentadas en los archivos de las Abuelas indican que serían alrededor de 500 los hijos de desaparecidos nacidos durante el cautiverio de sus padres. n L  A   NIETA  126 “Se me completó la vida” D OS    AÑOS   DE   GOBIERNO   MACRISTA  A mitad de camino Endeudamiento, desempleo, inflación  y represión son sólo algunos de los  vertiginosos hitos de dos años de gobierno del presidente argentino Mauricio Macri. Él mismo sostiene que esto recién empieza. antidemocrática que usan todos los partidos. Incluso iría más lejos, eso  permea muchos impulsos anti- democráticos y autoritarios de la  población hondureña en general, y lleva a que la forma de resolver los problemas sea –a sabiendas de la historia de golpes y esta- dos de excepción– recurriendo a la violencia.  —Por lo que explicas, pa-rece que entonces la Alianza es temporal.  —No. A pesar de esta tradi- ción antidemocrática que de algu - na manera acabo de caracterizar, hay una serie de factores que in - cidieron no sólo en que surgiera un Libre, una fgura como Nas - ralla, sino un Frente de Resisten- cia Nacional Popular, que si bien ha sido golpeado con asesinatos y más, es posible que todo esto sea quizás una transición a una cultura política mucho más ma- dura. Y allí hay factores clave que  pueden explicar esto. Uno es que la población hondureña en ge- neral –y la población electoral– es bien joven, y en torno a ella surge el carácter no alienado de su comportamiento electoral con los partidos históricos, sea con los liberales como con el Parti-do Libre. Entonces tenemos un fenómeno extraordinariamente novedoso y a mi juicio bienve-nido: la destrucción del Partido Liberal, un partido que defniti -vamente perdió la visión social que tuvo en los cincuenta y los sesenta, y que más recientemente apoyó el golpe de Estado, ahora cosecha una adhesión de 15 por ciento. Eso quiere decir que las nuevas generaciones de votantes no cayeron en el tradicionalismo.  —¿Cuánto incidió entonces una fgura como la de Nasralla, en su rol de comunicador, relator  y presentador de televisión, para cosechar el apoyo de esa nueva  generación juvenil de votantes?  —A mi juicio debe añadirse otro elemento que es más estruc - tural que Nasralla y que pasa por el acceso a los medios de comu- nicación y a una cultura de las redes sociales que no existía tan masivamente en 2009. Desde esa fecha hasta ahora se ha desarro- llado toda una cultura de redes sociales que los partidos ya no controlan y que sí la maneja esa  juventud, que se articula incluso a nivel internacional. He aquí en - tonces el vínculo entre ese fenó-meno y Salvador Nasralla. Él es ingeniero, estudió en Chile tam-  bién, pero políticamente no cons-truyó nada en Honduras hasta muy recientemente, y de hecho es co- nocido en el país por dos papeles muy populares que desempeñó. Uno tiene que ver con ser narra -dor de fútbol, por radio y televi-sión. Además cultivó su imagen: es un hombre alto, blanco, lo que en Honduras es una excepción al fenotipo y llama la atención. Es un gran amante del deporte, sobre todo del fútbol, gran defensor de la camiseta hondureña, y tiene una forma particular de narrar o rela-tar –como dicen en Uruguay– los goles. Entonces miras en sus dis- cursos y parece que nunca se le olvida que ya no está narrando  partidos sino que está brindando discursos políticos. Para fnalizar, en torno a su  papel mediático, él fundó y con- duce un programa de televisión de sorteos que se llama X0 da dine- ro , muy popular, que se emite en vivo y se ve no sólo en la capital, y que tiene como quince años.  —Resulta inevitable consul- tarte acerca de Estados Unidos, que ha permanecido extremada- mente silencioso en una región donde históricamente su poder  se ha impuesto decisivamente.  —Cuando digo Estados Uni- dos me reero fundamentalmente a la embajada. No dudo de que tras las sombras está buscando formas de proteger sus intereses. Pero se da una coyuntura muy es-  pecial y creo que es importante no reducirla a supercialidades. Lo primero es la Alianza, algo a lo que nunca se ha enfrentado un gobierno estadounidense en Hon-duras. Están acostumbrados a los viejos políticos tradicionales, y Salvador Nasralla no lo es. Por otro lado está también el grave  problema del narcotráfco. En los últimos cuatro años se han extraditado 16 capos a Estados Unidos, pero eso no quiere decir que desaparecieron las estruc -turas. Entonces eso es parte de la preocupación, porque en esta coyuntura no desean otro vacío de poder como el acontecido en los meses siguientes al golpe de 2009, cuando los cárteles de México y Colombia prácticamen-te contribuyeron a la elección de Juan Orlando Hernández en 2013. Y es importante recordar que el hijo del ex presidente Porfrio Lobo –del Partido Nacional, que asumió tras el golpe de Estado–, Fabio Lobo, está preso en Estados Unidos por narcotráco, conde -nado a 24 años. No sólo eso: el hermano de Juan Orlando Her- nández que es diputado del Par  -tido Nacional ha sido sindicado  por uno de los cárteles, el de Los Cachiros, como uno de los puen- tes del nanciamiento que otorgó el narcotráco a la campaña de Hernández en 2013. Entonces a los estadounidenses les preocupa también que si apoyan a Juan Or  - lando Hernández –por no querer a la Alianza donde está Zelaya, y que no pueden controlar– apoyan al narcotráco. En suma, lo anterior debe contextualizarse y analizarse a la luz de lo que es la política interna de Estados Unidos. Recuérdese la investigación en marcha en torno a las relaciones entre el círcu- lo más inmediato del presidente Trump –y quizás él mismo– con los rusos en la campaña electoral que lo llevó a la presidencia. Por otra parte, debe recordarse que el Departamento de Estado no es bien visto por este presiden- te, todo lo cual parece explicar también ese silencio. En otros tiempos hubiera habido pronun- ciamientos mucho más fuertes. Trump ni siquiera ha nombrado un embajador en Honduras. Ese es un contexto de sospecha que no debe menospreciarse. n LA ASOCIACIÓN DE AFILIADOS A LA CAJA DE JUBILACIONES Y PENSIONES DE PROFESIONALES UNIVERSITARIOS comunica que en la Asamblea realizada el 22/11/17 se resolvió:1) Respaldar lo actuado por los representantes de los jubilados en el Directorio de la CJPPU (Titular, Dr. Odel Abisab; primer suplente, Dr. Robert Long; segundo suplente, Ing. Agrim. Ramón Appratto), así como la actitud de apoyo brindada a los mismos por la Comisión Directiva de la AACJPU, felicitan-do el trabajo en equipo realizado. 2) Reivindicar frmemente la derogación de las medidas adop -tadas el 22 de junio de 2016.3) En relación con la Compensación de Gastos de Salud, univer-salizar su aplicación más allá de puntuales resoluciones ju-diciales, para evitar que nuestra Caja consagre la inequidad de tener jubilados de primera y de segunda.4) Apoyar los objetivos planteados por el representante de los  jubilados en el Directorio de la CJPPU en relación al presu-puesto de nuestra Caja.5) Apoyar el plan estratégico para aumentar los ingresos de nuestra Caja, en consonancia con lo propuesto en sus pla-taformas electorales y a lo sostenido por el presidente de llevar adelante una “gestión espartana”.6) Instar a la Comisión Directiva de nuestra Asociación a conti-nuar otorgando su más amplio apoyo a la gestión de la dele-gación de los jubilados en el Directorio de la CJPPU y mante-ner su actitud vigilante respecto de la gestión de los demás delegados electos, especialmente en lo referido a la concor-dancia entre sus posiciones en la gestión de nuestra Caja y lo prometido en sus respectivas plataformas electorales.7) Dese la mayor difusión de esta resolución, incluyendo la pu-blicación de la misma.Dr. Mario Cabrera Dra. Leticia Gómez Secretario Presidente
Related Documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x